Punto Focal

Programa de Fomento para el Libro y la Lectura: “México lee más y mejor”


De acuerdo con datos de la OCDE[1], mostrados en la gráfica 1, México se encuentra en el lugar 31, con un promedio de 410 de 33 países calificados en cuanto a sus competencias lectoras, contrastando con Corea, Finlandia y Canadá en los primeros tres lugares, los cuales se encuentran muy por encima de este promedio que es de 492, contando con un promedio de 556, 547 y 527 respectivamente.

      La OCDE señala también que sólo hay una biblioteca pública por cada 15 mil habitantes; el 40% de los mexicanos nunca ha entrado en una librería: existe una librería por cada 200 mil habitantes; sólo existen 600 librerías en el país; de entre 8.8 millones de mexicanos que han realizado estudios superiores o de posgrado, 28% (1.6 millones) nunca ha pisado una librería; la mitad de los estudiantes universitarios en México (4 millones) nunca ha pisado una librería; en el Distrito Federal, las librerías por cada millón de habitantes se han reducido de 45 a 18, en 53 años; finalmente, México ocupa el lugar 107, entre 108 países, por sus hábitos de lectura.[2] El analfabetismo en México para el año 2005 es del 8.4%[3], según datos de la INEGI.

Gráfica 1 - Competencias Lectoras

Todos estos factores representan la necesidad de la existencia de un programa que fomentara la existencia de lectores que se vean interesados por participar en el desarrollo de su comunidad y país; siendo así como surge el “Programa de Fomento para el Libro y la Lectura: México lee más y mejor”.

México lee más y mejor: Está encaminado a lograr la existencia de usuarios plenos de la cultura escrita[4], que acuden de manera cotidiana a la lectura para resolver diversas inquietudes; todo esto en el sentido de que “quien lee, es alguien partícipe del desarrollo de su comunidad y país” (SEP, 2008:4).

      La desigualdad y la inequidad que se viven actualmente en nuestro país representan uno de los más grandes obstáculos y retos para dicho programa, ya que al no tener todos los mexicanos acceso a la cultura se vuelve más complicado lograr que tengan acceso a la lectura; esto debido a que México cuenta con altos índices de analfabetismo.

      Por otro lado, una de sus grandes fortalezas es que cuenta con la infraestructura bibliotecaria necesaria para trabajar en el fomento del libro y la lectura, aunque haga falta mejorar y ampliar tanto los servicios como el número de bibliotecas a nivel nacional.

Existen diversos programas, nacionales y extranjeros, que buscan fomentar la lectura en sus ciudadanos como un elemento que proporciona identidad, democratización, competencia laboral, inclusión social, calidad de vida y felicidad; dentro de los cuales se mencionan los siguientes:

      Programa de Fomento a la lectura “ Si lees se nota” (Querétaro, México): A través de una campaña en Internet dirigida a los jóvenes, se colocan frases célebres y se hace referencia a libros y autores, para invitarlos a que participen en la lectura, además de que los jóvenes dan sus puntos de vista, y los participantes obtiene premios.

Plan Nacional de Fomento a la Lectura (Chile): Representa un conjunto de acciones y estrategias que buscan hacer de Chile un país de lectores; además de ser un espacio de conexión de los esfuerzos y capacidades existentes en este ámbito, que busca articularlos, fortalecerlos y proyectarlos en todo el país.

Programa de Fomento de la Lectura “Libros Cercanos” (Ayuntamiento de Cáceres, España): Busca fomentar la lectura aquellos que por razones físicas, educativas o sociales , se encuentran alejados de ella, a través de diversas actividades.

A continuación se señala a los actores que colaboran, ya sea de manera directa o indirecta, con el Programa “México lee más y mejor”:

  • Los sectores educativo, cultural y librero.
  • La industria editorial.
  • Todos los actores involucrados en la cadena del libro.
  • La comunidad artística, cultural y científica.
  • Los medios de comunicación.
  • El sector industrial y la iniciativa privada.
  • La sociedad civil.
  • Los padres y madres de familia.
  • Gobierno Federal.
  • Secretaría de Educación Pública (SEP).
  • Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA).
  • Consejo Nacional de Fomento para el Libro y la Lectura.

      El Programa “México lee más y mejor” presenta grandes deficiencias dentro de su planteamiento, ya que dicho programa es una copia “fiel” del “Plan Nacional de Fomento a la Lectura” del gobierno de Chile, el cual se encuentra planteado para una realidad social completamente distinta a la mexicana, pues en ese país la gente lee, y lo que se busca con este Plan Nacional es aumentar la cantidad de lectores y el número y calidad del acervo cultural. En cambio, en México la realidad ante la que se enfrenta este programa, es la de una cultura de hábitos de lectura casi inexistente, altos índices de analfabetismo y una infraestructura ineficiente e insuficiente.

      No se establece una estrategia que permita una eficaz coordinación de la SEP y la CONACULTA para promover el desarrollo cualitativo y cuantitativo de los servicios bibliotecarios con el objetivo de mejorar y fomentar el hábito de la lectura.

      Desde mi perspectiva este programa pareciera definirse a sí mismo como lo que llamaría una “catch all policy“, ya que pretende abarcar mucho, pero en la práctica se convierte en algo completamente inoperante. Esto debido a que se pretende abatir el analfabetismo y generar oportunidades para el acceso a la cultura; incrementar las opciones de lectura en todos los géneros y temáticas para toda la población; el uso de nuevas tecnologías de la información y la comunicación para vincular y fomentar la lectura en dichos espacios; disminuir el analfabetismo funcional y aumentar los lectores; apoyar la Ley del Libro, inoperante por la falta de reglamento, entre otros elementos.

      Un aspecto que podría considerarse como avance dentro de este programa, es que busca la participación plena de la sociedad, aunque esta sólo se plantea en términos de fomento a la lectura, y no como partícipes en el proceso de toma de decisiones del diseño y desarrollo de la política pública.

      El sector de la población que más lee es el que se encuentra entre los 12 y los 22 años, sector mayoritariamente de estudiantes, y al que se pretende hacer leer aún más por lo cual debe de hacerse toda una estrategia de fomento a la lectura, que deslinde completamente el hábito de la lectura con la escuela, ya que este es uno de los factores significativos para que los estudiantes vean el hábito de leer más como una obligación que como un gusto.

      Se pretende implementar nuevas tecnologías dentro de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, al mismo tiempo que se cuenta con una infraestructura insuficiente para realizar dichas acciones; esto por dos motivos: 1) El 9% de las familias en México tiene acceso a Internet y el 18.4% de los hogares posee una computadora. Según la Asociación Mexicana de Internet y la COFETEL[5], en 2007 existían más de 3millones de internautas. (SEP, 2008:11); 2) De las 7mil 211 bibliotecas públicas existentes en el país, sólo 2mil 728 cuentan con servicios digitales. Por lo que se convierte en algo excluyente con respecto a la población que no tiene acceso a estas herramientas, además de la falta de infraestructura para implementarlas a nivel nacional.

      Debido a la relevancia de este programa para lograr el efectivo desarrollo social de las personas y su participación en el proceso de desarrollo del país como de su entorno, es de vital importancia, que se tomen en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La elaboración de un convenio de coordinación entre la SEP y la CONACULTA, en el que se plantee una estrategia conjunta sobre la Red Bibliotecaria, salas de lectura, librerías, etc., para mejorar las herramientas de acceso, y la calidad del acervo cultural.
  • El establecimiento de una red de expertos, mediadores y promotores de la lectura a través de la cual se de un seguimiento efectivo a las acciones que éstos llevan a cabo. Esto permitirá la existencia de mecanismos de rendición de cuentas y resultados para recibir el apoyo del gobierno para continuar con dichas acciones, y evitar la existencia de casos como el de las 6mil salas de lectura, de las cuales opera un 50% de las mismas.
  • Fomentar el hábito por la lectura desde el proceso mismo de la alfabetización, de modo que se pueda terminar con los analfabetas funcionales[6]; así como mecanismos de comprensión lectora indispensables para evitar la existencia del analfabetismo funcional.

      La solución aquí es mejorar la eficacia y eficiencia de la infraestructura y servicios con los que ya se cuenta, para poder pasar a un aumento de la misma; además de mecanismos de seguimiento y control de las campañas de fomento de la lectura, para garantizar de manera efectiva los resultados del programa. De igual manera, garantizar y promover la participación activa de la sociedad en la toma de decisiones con respecto a este programa.

NOTAS

 [1] Organization For Economic Co-operation and Development.

[2] Datos presentados según la OCDE.

[3] INEGI. II Conteo de Población y Vivienda 2005

[4] Entiéndase por usuario pleno de la cultura escrita, como aquella persona que ha desarrollado todas sus habilidades comunicativas: hablar, escuchar, leer y escribir.

[5] Comisión Federal de Telecomunicaciones.

[6] Las personas que poseen los conocimientos necesarios para la lectura, escritura y aritmética pero no los aplican

Bibliografía

  1. OCDE, “Education. Outcomes. International student assessment. Mean scores on the reading scale in PISA 2006”Country statistical profiles 2009, disponible WWW en http://stats.oecd.org/Index.aspx?DataSetCode=CSP2009.
  2. INEGI, “Población Analfabeta”, disponible WWW en http://cuentame.inegi.org.mx/poblacion/analfabeta.aspx?tema=P
  3. INEGI. II Conteo de Población y Vivienda 2005, disponible WWW en http://www.inegi.org.mx
  4. SEP, et. al, “Programa de Fomento para el Libro y la Lectura: México lee”, México, Noviembre de 2008, disponible WWW en http://lectura.dgme.sep.gob.mx/0ArchivosIndex/Mexico_Lee.pdf
  5. Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Consejo Nacional del libro y la lectura, “Plan Nacional de Fomento de la Lectura”, disponible WWW en http://www.slideshare.net/zmjuanpablo/plan-nacional-de-fomento-a-la-lectura-enrique-ramos-presentation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: